Aquí nos tocó bailarEdith Zavala

Continuamos nuestra serie Aquí nos tocó bailar con la segunda entrega, y este mes es el turno de una de nuestras integrantes más nuevas, pero a la vez más experimentadas: Edith Zavala.

 

Baile de Nuevo León, uno de los estados favoritos de Edith, bailarina de Son de México.

Nombre: Edith Berenice Zavala Rodríguez
Tiempo en Son de México: 6 meses.
Tiempo en Barcelona: 18 meses.
Lugar de nacimiento: Monclova, Coahuila, México.
Edad: 25 años.
Ocupación: Estudiante de Master en Innovación e Investigación en Informática en la UPC (Universitat Politècnica de Catalunya).
Tipo de música favorito: los trobadores.
Le gustaría vivir en: Viena, Austria.
Pasaría la tarde con: Sigmund Freud, Nietzsche o Newton.
Tiempo bailando: desde los 4 años.
Baile favorito: los del norte.
Hobbie: Tae Kwon Do (cuidao).

Gracias por estar con nosotros Edith, para empezar, cuéntanos cómo decidiste venir a Barcelona.

Ya había venido antes a Barcelona, hice un año de intercambio durante la carrera y me gustó mucho, así que decidí volver para el Master. Ahora estoy cursando el último semestre, estoy haciendo la tesis, y mi plan es quedarme también para el doctorado.

¿Y después del doctorado?

Bueno, primero quiero hacer una estancia en otro país como Alemania o Austria durante el doctorado y después, teniendo ya una red de contactos, volver para un postdoctorado. Esa es la idea, pero claro, son muchos años y puede pasar cualquier cosa, puede que regrese a México también, así que no lo sé. Quiero regresar a México al final.

¿No te gustaría quedarte en Europa?

No.

¿Te gusta vivir en Barcelona?

Sí, me gusta mucho. Me gusta que la ciudad es limpia y ordenada. La gente dice que en comparación con el resto de Europa no lo es, pero en comparación con México, es muy ordenado y civilizado todo.

Jajaja, ¿qué quieres decir con civilizado?

Pues que no hay tanto vandalismo, que no hay tanta delincuencia, que no hay tanta inseguridad y te sientes tranquila.

También que la ciudad se ve limpia, que hay transporte público que en México no había experimentado, como el metro, pero por ser del norte porque en México DF sí que hay muchas líneas de metro, además en México siempre iba en coche.

“Me cambiaba el humor en mi día a día por no bailar.”

¿Tienes algún lugar favorito en Barcelona?

Me gustan los puntos lejanos, por ejemplo el Tibidabo o el Parc Güell, en donde puedo ver toda la ciudad y el mar.

Edith Zavala, bailarina de Son de MéxicoParc Güell

Comentabas antes que te gustaría ir a otro país de Europa. ¿Tienes la esperanza de seguir bailando folclor mexicano?

Sí, espero seguir bailando toda mi vida porque he bailado desde que soy pequeña. Pasé un año y medio sin bailar y lo extrañé muchísimo, ¡hasta me cambiaba el humor en mi día a día por no bailar! Y además del hecho de bailar en sí, extrañé la gente. Es decir, estar de nuevo con mexicanos y poder utilizar las palabras que entienden los mexicanos.

Es tu dosis semanal de mexicanismo.

Sí, jaja, vienes y te desahogas. Bueno, también hay extranjeros aquí, pero como estan en un grupo de mexicanos, entienden todo.

Jajaja, bueno, nos apañamos y ya está.

¡Como nosotros! Nos apañamos el resto del tiempo y nos adaptamos al resto de la gente que no nos entiende, y cuando venimos aquí es como estar libre de poder decir lo que quieras.

Es curiosa tu respuesta de que te gustaría pasar la tarde con Newton, eres la segunda persona que entrevistamos, y es la segunda vez que sale este personaje.

Bueno, es porque era una persona muy extraña. Creo que la gente que vivía alrededor de él lo odiaba porque era nefasto. No tenía amigos porque era descortés, él tenia sus pensamientos y ya esta. Me llama mucho la atención su vida asocial, de hecho se cree que murió virgen porque no se relacionaba, cero amigos.

“Me gusta mucho que haya reto en el zapateado.”

Explícanos un poco como llegaste a Son de México

Desde que llegué aquí busqué un grupo mexicano pero la verdad es que no hice mucho esfuerzo. En septiembre vinieron dos amigos que encontraron rápidamente Son de México y que me avisaron.

¿Cuándo comenzaste a bailar?

A los 4 años. En la empresa que trabajaba mi padre, la cual era del gobierno en esa época y tenía un grupo de folclor. Estuve ahí hasta que la cerraron cuando salió Salinas y privatizaron la empresa, me acuerdo que lloré muchísimo porque ya no volví a bailar folclor, hasta que entré al grupo de folclor de la secundaria, pero como yo había empezado en el otro grupo, nunca me logré adaptar.

Después, en la preparatoria, había un grupo de folclor muy conocido en toda mi ciudad, era el mejor. Entré, hice amigos y esos tres años estuve bailando. Además sabía que en la universidad que iba a entrar tenía un grupo de baile folclórico muy exigente, mi hermana había estado y me dijo que si no bailaba los 3 años de la preparatoria no iba a pasar la audición de la universidad, y menos tomando en cuenta que lo había dejado desde los 8 años y que en la secundaria casi no bailé, entonces entrené esos tres años, participé en concursos y demás y cuando audicioné en la universidad logré entrar al grupo.

O sea que tu hermana también baila.

Sí, mi hermana y su esposo también.

¡Familia de bailarines! ¿Y tus padres?

Mis padres no, solo los hijos. Bueno mi hermano no, mi hermano toca la batería.

Dices que tus bailes preferidos son los del norte. ¿Es por algo en especial?

Sí, e gusta mucho que haya reto en el zapateado y para mí las que más lo tienen son la parte Norte, Huasteca y Tabasco. De los que bailamos ahora el que más me gusta es el de Sinaloa.

Y para terminar, ¿tienes alguna frase que te gustaría compartir con las personas que te van a leer?

De mi madre muchas, pero ahora recuerdo la que decía una profesora de mi primaria: “Tanto peca el que mata la vaca, como el que agarra la pata”. En ese entonces no lo entendía, ella nos lo decía cuando copiábamos en los exámenes jaja.