Aquí nos tocó bailar Jordi

Después de dos semanas de Tour de France, llega la sexta entrega de nuestra serie Aquí nos tocó bailar. ¿Y qué mejor momento que este para entrevistar a nuestro estimado infiltrado francés? Con ustedes, Monsieur Jordi Aouizerate.

Sí, su apellido tiene 4 vocales seguidas, no hay typo. No, yo tampoco puedo pronunciarlo. Sí, me lo ha explicado varias veces. Ya vale.

Con ustedes, ¡Monsieur Jordi Aouizerate!

 

Jordi Aouizerate, bailarín de Son de México

Nombre: Jordi Aouizerate.
Edad: 35 años.
Lugar de nacimiento: París, Francia.
Ocupación: Técnico informático.
Tiempo en Barcelona: 9 años.
Lugar favorito en Barcelona: el Poblenou.
Tiempo bailando: 5 años.
Tiempo en Son de México: 3 años.
Baile favorito: Prehispánico.
Hobbie: juntar el mundo del deporte y la política, cuidao.
Tipo de música preferido: Jamiroquai, brasileira y francesa para poder cantar.
Pasaría la tarde con: Shimon Peres o Charles Chaplin.

 

Bueno Jordi, tú que empezaste este proyecto de las entrevistas, ¿qué se siente estar al otro lado?

Hahaha, pues es raro porque me estoy preguntando si voy a transcribir lo que estás grabando. Pero bueno, como uno más, la verdad es que disfruto mucho las entrevistas.

¿Por el chisme?

Sí bueno, chismear también agrada, pero más que nada es conocer realmente a esa persona con la que compartimos tanto tiempo en ensayos y giras. Es conocer cosas de su vida y darse cuenta de que, a pesar de tener todos perfiles muy diferentes, estamos unidos por una afición en común. Para mí es muy enriquecedor.

¿Estás nervioso? Te veo medio nervioso.

No… Bueno, puede ser, pero estaba más nervioso antes de salir a bailar anoche hehe. Que se sepa, estamos en Bagneres de Luchon ahora y estamos haciendo esta entrevista entre dos actuaciones en el mismo día.

Y las que faltan… hehe. ¿Cómo te sientes de venir a bailar a tu país representando a México?

Es muy divertido porque la gente me empieza a hablar en español, con muchas dificultades, y cuando yo les contesto en francés me dicen “¡Ah qué bien hablas francés!” hahaha.

Es muy interesante porque lo que más me gusta de bailar folclor son las giras, he tenido la suerte de estar ya en Sevilla, Ginebra, Dax y esta, y cada gira tiene lo suyo.

“Me siento muy bien integrado en el grupo, no soy solo el francés, soy uno más.”.

¿Te gusta bailar folclor mexicano?

Sí, estoy muy orgulloso de poder bailarlo, México es un país que en Francia tiene un capital de simpatía enorme y me encanta bailar folclor mexicano para mi hijo, en cuanto ponemos música mexicana en el iPod se le ven estrellas en la mirada. Además me siento muy bien integrado en el grupo, no soy solo el Francés, soy uno más.

Dices que trabajas en soporte técnico. ¿Qué haces exactamente?

Trabajo en un helpdesk. Básicamente es ayudar a la gente a resolver sus problemas técnicos vía email o teléfono.

¿Y te dedicabas a lo mismo en Francia?

No, llegué a Barcelona justo después de terminar los estudios, entonces comencé directamente aquí.

¿Qué fue lo que te trajo a Barcelona?

Barcelona es la ciudad natal de mi madre y ya venía cada año, después tuve la oportunidad de hacer el Erasmus aquí, de hecho fue el primer intercambio entre la Sorbona, mi universidad y la UAB. Aquí conocí a Leslie, mi mujer, en clase de catalán, después cada uno terminó sus estudios, Leslie en México y yo en París. Mantuvimos el contacto y relación, al poco tiempo nos encontramos en París y a los 9 meses nos regresamos aquí.

Jordi Aouizerate, bailarín de Son de México

¿Cómo conociste Son de México?

Fue muy extraño, porque nunca me hubiera imaginado que bailaría folclor mexicano. No sabía bailar ni sentía ninguna atracción especial por el baile. Pero Leslie comenzó a bailar y como los ensayos eran bastante lejos, la llevaba en coche y bueno, ya sabemos como en general los hombres siempre son bienvenidos en grupos de danza en los que la mayoría son mujeres. Además a mí me atraía mucho el prehispánico, me parecía que tenía mucha fuerza y que más que un baile o arte era un reto atlético. Se necesita mucha energía.

Comencé a bailar en el Taller de Danza Mexicana con Susana, ahí también conocí a Xitlali, y el día de muertos del 2012 coincidimos con Son de México, bailamos todos juntos. Así comencé a venir, al principio solo para bailar prehispánico y después aprendiendo más bailes.

Y además del prehispánico, ¿te gusta otro baile?

Sí, me gustan mucho los Machetes, la iguana y ahora que he tenido la oportunidad y el honor de bailar La Negra y el Jarabe Tapatío también, ya que son canciones que siempre escuché y relacionaba con México.

¿Recuerdas alguna anécdota en especial con el grupo?

Sí, justo de la semana pasada que fuimos a Dax. Habíamos hecho muchas horas de autobús y teníamos mucha ilusión de bailar en la plaza de toros con toda la gente alrededor. Estábamos a punto de entrar, cuando comienza a llover muy fuerte. Creo que en ese momento todos nos sentimos muy frustrados y nos quedamos con las ganas, pero aún así, entramos todos a la arena para tomarnos al menos una foto.
Una vez dentro, la banda de guerra italiana, que ya había actuado, comenzó a tocar música mexicana. Todos comenzamos a bailar. Aunque no fuera el espectáculo oficial, aunque no había casi público, sacamos las ganas de bailar y energía que llevábamos. Fue un momento muy intenso.

“México es un país que en Francia tiene un capital de simpatía enorme.”

Lo recuerdo, fue muy inesperado y emocionante. Bueno, ahora dinos, si pudieras pasar la tarde con un personaje famoso, vivo, muerto, real, imaginario, ¿con quién sería?

Por todo lo que representa, lo que es y como piensa, con Shimon Peres (político, escritor y Premio Nobel de la Paz israelí). Para mí, es un personaje con “P” mayúscula, ha estado presente en todos los momentos importantes del estado de Israel y ha tenido mucha relevancia. Me encantaría compartir con él una taza de té y pues, si nos lee, ¡bienvenido sea!

También me gustaría cenar con Charlie Chaplin y hacer el baile de los panecitos hahaha. No, en serio, es que a nivel artístico nunca me había sentido atraído hacía la danza, pero veía cómo se movía Chaplin y me parecía, no sé, poesía.

¿Te los imaginas bailando folclor mexicano?

A Shimon Peres no, haha, ninguno. Pero a Chaplin sí, el paso del borracho lo hace ya en sus películas. Chaplin bailaría Jalisco.

Ya para acabar, ¿hay alguna frase que quieras compartir?

Sí, una que decía mi abuelo “El saber no ocupa lloc”, que quiere decir que el saber no ocupa espacio. Es una frase que considero me define muy bien, siempre me ha gustado mucho aprender de todo, cualquier conocimiento es bueno, es una fase que me gusta mucho.