“El frente está para allá.”

Frase célebre and sudden realization de Julio Robledo justo antes de salir al escenario.