“La segunda parte es lo mismo, pero diferente.”

Frase célebre y explicación irrefutable de Jorge Aboytes, bailarín de Son de México.